Plano cenital de productos Simple para desmaquillar los ojos con sombras de colores, brochas de maquillaje y máscara sobre una superficie de mármol.

Nuestros 6 mejores consejos sobre cómo quitar el maquillaje

Todas conocemos los beneficios de quitarnos el maquillaje antes de dormir. Pero cuando se trata de cómo lo quitamos, ¿sabemos cómo hacerlo? Acá te contamos cómo quitar el maquillaje sin perjudicar la piel sensible, con los 6 mejores consejos para sacar el máximo provecho de tu rutina desmaquillante.

1. No te olvides ninguna zona

En primer lugar, sujetate el cabello antes de empezar con la limpieza. ¿Tu línea capilar? Una zona donde se acumula suciedad, así que tenela en cuenta siempre en tu rutina de limpieza. No te olvides detrás de las orejas y debajo de la pera, el fastidioso resto de maquillaje permanece ahí.

Mujer sonriente desmaquillándose los ojos con un disco de algodón

2. Suave con los ojos

Los ojos son sensibles y la piel que los rodea es mucho más delgada que la del resto del rostro. Esto significa que tirar, apretar, fregar e incluso una limpieza enérgica puede dañar la delicada piel. La buena noticia es que un desmaquillante para ojos eficiente (pero muy, muy suave) para piel sensible, como el Desmaquillante para ojos Simple® Kind to Eyes, es todo lo que necesitás para que cada pestaña quede limpia. ¡No es necesario frotar bruscamente!

 

3. Remové el maquillaje rebelde de los ojos

Un consejo simple para remover el maquillaje rebelde de los ojos es embeber un algodón con el desmaquillante para ojos de efecto doble Simple Kind to Skin y aplicarlo suavemente sobre ellos. Mientras trabaja, cuida tus cejas y pestañas, sin necesidad de frotar la piel.
Para remover el resto de maquillaje, podés usar el agua micelar de Simple o sus toallitas de limpieza.

Aceite de limpieza facial Simple y Desmaquillante para ojos de efecto doble Simple con una computadora portátil y una rosa

4. Probá con un hisopo 

¡Nosotros te lo dijimos primero! Estas maravillas multifuncionales son nuestro secreto para lograr una limpieza fantástica. Empapá uno de los extremos en desmaquillante para ojos y usalo para las áreas rebeldes como entre las cejas, debajo de la línea de los ojos e incluso para sacar ese inaccesible residuo de base en la línea capilar.

“Dato curioso: un hisopo embebido en desmaquillante para ojos es una excelente herramienta para corregir el oscilante delineador cuando lo aplicás”.

5. Dale un mini masaje a la piel

Cuando optes por un limpiador que se enjuague, masajeá tu piel con movimientos circulares, concentrándote en zonas donde se junta la suciedad, como a los costados de la nariz y el cuello. Tratá de no tirar para abajo la piel, porque esto puede generar una presión indeseada en la delicada piel. Este mini masaje también ayudará a reactivar la circulación y a traer oxígeno a la superficie de la piel, para que luzca renovada y saludable (¡y se siente tan bien!).

 

6. Retirá el maquillaje sin interrumpir tu rutina diaria

¡Una no siempre se puede quitar el maquillaje de los ojos en el baño! A veces, hay que librarse de la suciedad donde estés. ¿Alguna vez saliste del gimnasio con cara de película de terror porque tu máscara para pestañas se corrió por tus mejillas? Sudor mezclado con el maquillaje del día y contaminación pueden ser la combinación ideal para la irritación de la piel.

Llevate un paquete de Toallitas de limpieza refuerzo de hidratación Simple Water Boost en el bolso del gimnasio para una limpieza rápida antes y después de la clase de spinning, dejan la piel hidratada, limpia y sin restos de maquillaje, ¡y son unos de los mejores desmaquillantes para piel sensible!

Plano cenital de toallitas de limpieza facial Simple Kind to Skin y equipo de gimnasia

Así que, ahí la tenés. Nuestra guía práctica para desmaquillarte de forma inteligente, y lograr un rostro fresco, pero sin trabajo. Entonces, ¿donde están esas toallitas?

Compartir esta página

Social share disabled