Chica pelirroja sonriente toca suavemente su rostro

La rutina de cuidado para piel sensible

Todas podemos tener piel sensible a veces, pero, ¿por qué parece que se activara justo en esa primera salida, en una entrevista de trabajo o cuando tenés planes para la noche? ¡No siempre tiene que ser así! Con una rutina de cuidado pensado especialmente para piel sensible, no solo vas a ayudar a que la piel se sienta más calma con un poco de amor y cariño, vas a estar lista para combatir los primeros signos de sensibilidad ni bien aparezcan.

1. Retirá el maquillaje con suavidad

Entonces, ¿cómo decirle adiós al maquillaje de ojos, sin que implique una pesadilla para la piel sensible? Cuando la piel es sensible, generalmente es más propensa al enrojecimiento y la irritación, así que tratá de que la fricción sea mínima. Un desmaquillante específicamente diseñado para ojos tendrá la combinación justa de ingredientes para remover el maquillaje (sí, incluso la más rebelde máscara para pestañas a prueba de agua) rápidamente, de forma efectiva y suave, sin necesidad de frotar.

Sostené el disco de algodón empapado sobre el ojo unos momentos, luego solo desplazalo. Para lograr beneficios de alivio. Elegí ingredientes con buenas propiedades para la piel, como la pro-vitamina B5, que es reconocida por sus efectos calmantes y de  ayudar en el proceso natural de cicatrización de la piel.

Chica que usa un disco de algodón para limpiar por debajo de los ojos

2.  Limpiá tu piel feliz

Limpiá tu piel feliz Lo entendemos, estás tentada a saltearte pasos de tu rutina de cuidado de la piel para evitar alterar su sensibilidad. Lo que sucede es que cuando se dejan las células muertas de la piel sobre su superficie pueden quedar atrapadas dentro de los poros, lo que puede irritar la piel sensible aún más. Mantené la piel y los poros limpios con un limpiador facial diario como el limpiador facial humectante Simple. 

Con ingredientes de limpieza que se deslizan suavemente sobre la superficie de la piel, levantando las impurezas sin fricción, mientras limpia e hidrata, lo que lo convierte en uno de nuestros mejores limpiadores faciales para piel sensible. También contiene extracto vegetal (¡y es un superhéroe del cuidado de la piel!) que ayuda a calmar la piel sensible, reduce la sensibilidad de la piel y la ayuda a recuperarse de los desafíos diarios.

El cambio de temperaturas puede agravar la piel sensible, así que enjuagá con agua tibia (en lugar de caliente) después de la limpieza y secá dando palmaditas suaves para mantener la piel calma y feliz después de la limpieza.

Dos pomos de Limpiador facial micelar en gel Simple Water Boost sobre un paño para el rostro

3. Aliviá y reducí el enrojecimiento.

La sensibilidad de la piel puede a veces dejarnos con un poco de enrojecimiento facial. ¿Te suena familiar? Los irritantes como los colorantes fragancias artificiales, los rayos UV, y el estrés pueden alterar especialmente la piel sensible. Cuando la piel se irrita, la sangre se precipita hacia la superficie de la piel para ayudar a combatir la inflamación; y a pesar de que el enrojecimiento puede ser un poco molesto, en realidad es una forma bastante inteligente que tiene nuestro cuerpo para hacer su trabajo.

Sostené un paño frío para el rostro sobre la piel caliente y alterada después de que limpiaste y dale a la piel sensible la pausa que necesita. Buscá ingredientes con propiedades calmantes (como el bisabolol), para ayudar a reducir el enrojecimiento y restaurar el equilibrio de la piel alterada. Un hidratante calmante como la crema facial humectante Simple también ayudará a calmar la piel irritada, rápidamente.

4. Usá un hidratante elaborado pensando en tu piel sensible

Los mejores hidratantes para piel sensible mantendrán la humedad dentro de la piel, mientras que la protegen de los factores ambientales como la contaminación, el clima y las sustancias químicas nocivas, que pueden elevar los niveles de sensibilidad. La mejor crema para la piel sensible es una que no sea comedogénica (lo que significa que no bloqueará los poros). Entibiala entre tus manos primero para poder deslizarla por la piel. Plus: aplicarla sobre la piel humedecida ayudará a que se absorba rápidamente y a sellar la humedad de la superficie, ¡lo que suma puntos de hidratación extra!

Mujer poniéndose humectante Simple en la mano

Compartir esta página

Social share disabled