Una chica poniéndose rodajas de pepino sobre los ojos en un baño

Cómo aplicar productos para el cuidado de tu piel correctamente.

Entonces, estás preparada para conocer los pasos en la rutina del cuidado de tu piel, pero ¿alguna vez pensaste cómo estás aplicando el limpiador, el tónico y la crema facial? Si la respuesta es no (¡no te juzgamos!) puede haber llegado la hora de ir a lo básico, asegurate de que estás sacando el máximo provecho de tus preferidos del cuidado de tu piel. Si tenés todo lo necesario, nosotros te damos las ideas para saber cómo darle a tu piel, a partir de tus habilidades, un buen refresh.

 

Cómo usar un limpiador facial

¡Primero, lavate las manos! Tener las manos limpias significa que no vas a transferir más suciedad ni bacterias a tu rostro mientras hagas el tratamiento. Si querés hacer espuma con un limpiador facial, una dosis del tamaño de un arándano es todo lo que necesitás para deshacerte de esa suciedad diaria. Si masajeás con movimientos circulares es más efectivo para expulsar suciedad de los poros. No te olvides de la línea capilar al enjuagar para evitar la acumulación de producto y, sí, lo adivinaste, tener bajo control la aparición de puntos negros.

Pomo de Limpieza facial humectante Simple con un baño y una planta de fondo

Cómo usar un limpiador sin enjuague

Si es un día sin enjuague, aplicá la cantidad suficiente de limpiador en el disco de algodón para deslizar fácilmente por la superficie de la piel y así evitás frotar o alterar tu delicada piel. Seguí limpiando hasta que ambos lados del disco de algodón terminen limpios, pasando hacia fuera de la zona T y las mejillas, hasta la línea capilar y el cuello. ¡Listo!

 

Cómo usar un tónico facial

¡Levanten la mano las que tienen un frasco de tónico juntando polvo en el botiquín de baño¡ El tónico puede ser uno de los productos más incomprendidos para el cuidado de la piel pero, aplicado de manera correcta, tiene grandes beneficios para nuestra piel. No solo puede remover todo rastro de suciedad, también ayuda a equilibrar el pH de la piel después de la limpieza.

Entonces, ¿cómo se usa un tónico facial? Si ya limpiaste, pero no hidrataste, es hora de tonificar. Comenzá por embeber uno (o dos) discos de algodón en el tónico. Comenzá por la zona T, pasando el disco con movimientos suaves y de barrido hacia afuera, antes de pasar a la línea de la pera, cuello y la línea capilar para capturar todo resto persistente. Usá un tónico una o dos veces al día, lo que funcione mejor para tu piel y tu agenda.

Una mujer que sostiene discos de algodón sobre sus ojos en un baño

Cómo hidratar el rostro

La sincronización es todo, entonces aplicá el hidratante a los pocos minutos de realizada la limpieza para una óptima absorción. Para un toque de hidratación extra, masajeá el hidratante sobre la piel húmeda, para poder retener la humedad sobre la superficie de la piel. ¡Y no te olvides del cuello! No te tientes en agregar más capas de hidratante sobre la piel seca. Tu piel solo es capaz de absorber una cantidad. Si la piel se siente seca después de hidratar, cambiá tu crema habitual por una fórmula más rica, como el humectante facial de Simple con FPS 15.

Una selección de tres hidratantes Simple sobre un mostrador de mármol junto con una planta en maceta y paños para el rostro

Cuando aplicás tus productos de la forma más efectiva, funcionan mejor y garantizan que tu piel se sienta vibrante, radiante y lista para el día, adonde sea que te lleve.

Compartir esta página

Social share disabled