Plano cenital de productos hidratantes Simple junto con flores rosadas y maquillaje.

Cómo hidratar la piel

Agua: el elixir secreto (o no tanto) de la buena salud, ¿no es así? Pero, cuando se trata de hidratar nuestra piel, ¿tenemos idea de cómo hacerlo? Humedad, agua dura, aire acondicionado y nuestra dieta, todos pueden contribuir con un pequeño granito de arena a perder la hidratación vital de nuestra piel. No tengas miedo, ¡te podemos ayudar! Descubrí cómo hidratar la piel con estos consejos.

1. Elegí con cuidado ingredientes suaves

Nadie duda en verificar los ingredientes que tiene nuestro yoghurt preferido, pero ¿qué pasa con el cuidado de nuestra piel? Identificá elementos tales como sustancias químicas nocivas, fragancias y colores artificiales, que pueden despojar de humedad la piel, dejándola reseca, seca y apagada. ¿No sabés por dónde empezar? Elegí productos que la mantengan suave y que incluyan ingredientes que adoran la piel como pro-vitamina B5, vitamina E y glicerina.

2. Hidratá, hidratá, hidratá

El hidratante es un producto indispensable para mantener la piel hidratada y nuestra barrera lipídica feliz, ¡ya lo sabemos! Entonces, ¿por qué no hacer que tu hidratante trabaje un poco más por tu piel? Primero que nada, aplicalo a los pocos minutos de salir del baño o la ducha, de esta forma no perdés el exceso de agua de tu piel.

Agua de limpieza micelar Simple Water Boost y Crema hidratante en gel sobre una computadora portátil

3. Dale a tu piel un refuerzo de agua

Cuando la barrera de nuestra piel es débil, la piel puede perder humedad y deshidratarse, lo cual significa abrirle la puerta al enrojecimiento, a la aparición de granitos, a la tirantez y a la sequedad. A pesar de que podés ayudar a mantener la barrera con el cuidado correcto para tu piel, también es una buena idea reforzar su hidratación. ¿Cómo? Primero, seguí tomando agua (sí, lo sabemos, pero cuanta más agua tomamos, mejor hidratada (brillante y luminosa) estará nuestra piel.

“¡Agregá un poco de menta y limón al agua para darle sabor, va a ayudarte a tomar más y más!”
Chica con vestido verde que se frota suavemente las mejillas

4.  Alimentación y agua, tu camino hacia la hidratación

¡Es verdad, somos lo que comemos, así que consumí alimentos y bebidas que contengan agua, y mantenete hidratada de adentro hacia afuera! Sandía, pepino y tomates son un excelente comienzo, junto con los alimentos que contienen Omega-3 (pensá en el salmón, atún y semillas de chía) están en lo más alto de la lista de hidratación, también. ¿No tenés tiempo? Colocá algunas de tus frutas preferidas en un licuado diario para que puedas tomarte las vitaminas (¡y el agua!) en un solo y delicioso paso.

Vaso-frasco con agua, unas rodajas de limón y un sorbete sobre una mesa de madera

¡Y listo! Si bien la deshidratación puede ser un poco molesta, saber cómo hidratar tu piel es fácil con unos cuantos consejos útiles. Desde colocarte una máscara facial hidratante para un refuerzo rápido o sacar el máximo provecho de tu crema para hidratar la piel, estamos preparados para garantizarle a tu piel la felicidad.

Compartir esta página

Social share disabled