Chica sonriente con una remera amarilla y gafas en el sol del verano

Sol, calor y piel sensible

¿A quién no le gusta la sensación de esos primeros rayos de sol después de (¡por fin!) guardar las prendas de lana? Aunque, cuando comienza el verano, también empieza el calor, los rayos UV y el aire acondicionado, lo que puede contribuir a que nuestra piel se sienta extra sensible. ¡No todo es fatalidad y pesimismo, hay maneras de controlar cómo se siente la piel cuando la temperatura empieza a subir!

Calor

¿Tenés calor y te sentís molesta? ¡Te escuchamos! El clima caluroso aumenta la pérdida de agua del organismo, lo que lleva a la deshidratación. Esto puede hacer que la piel se sienta irritada, roja y seca, así que revisá nuestros consejos en cómo hidratar tu piel y mantener los niveles de agua normales. El calor del verano viene acompañado de más sudor, más oleosidad y reproducción más rápida de las células de la piel también.

Cuando las células muertas de la piel se mezclan con este exceso de oleosidad y sudor, es sinónimo de aparición de puntos negros. Ganale a la sensibilidad de la piel en verano y pasate a una rutina de cuidado de la piel en verano al inicio de la estación.

Sol

Lo sabemos, demasiado sol puede dañar la barrera de humedad de tu piel, lo que lleva a la pérdida de elasticidad, sequedad e incluso envejecimiento prematuro. No tiene que hacer calor para que tu piel sienta los efectos dañinos del sol: los rayos pueden pasar a través del vidrio así que no te olvides el protector solar si vas a hacer un largo viaje por la ruta (y seguí nuestra rutina de cuidado de la piel durante un festival ¡para lograr una piel lista al instante!).

¿Vas a pasar el verano en el mar? ¡Qué suerte! El agua puede significar doble problema para la piel, los rayos UV rebotan sobre tu piel dos veces, ¡así que llenala de protector solar! Y seguí aplicándolo a lo largo del día. Por último, no reserves el protector solar para los momentos de más calor. Agregalo a tu rutina de todos los días (y aplicalo de forma frecuente) para estar protegida del sol.

Aire acondicionado

Aire acondicionado. Un "ah" instantáneo para nosotras. Un "ay" irritado para nuestra piel. Leer más sobre aire acondicionado como activador de la piel sensible aquí.

Compartir esta página

Social share disabled