Mujer embarazada con un pulóver holgado por debajo de la cintura leyendo un libro sobre el sofá.

Embarazo y piel sensible

¡Estás embarazada! Ni bien terminás de festejar en el baño (felicitaciones, por cierto), es hora de prepararse, no solo tu cuerpo, tu mente, la casa, sino también tu piel. Las hormonas fluctúan en el embarazo y eso puede causar más sensibilidad a tu piel. No pasa nada, estamos aquí para recorrer el camino de cómo el embarazo puede afectar tu piel y señalar los signos de sensibilidad a los que tenés que prestar atención.

Aparición de granitos

Como en tu adolescencia, las fluctuaciones hormonales pueden aumentar mucho los niveles de sebo de la piel, lo que significa (sí, ¡adivinaste!) aparición de granitos. ¿La piel oleosa aparece como de sorpresa? En el embarazo, el tipo de piel puede cambiar, así que examiná tu nuevo tipo de piel (averiguá cómo identificar tu tipo de piel) y cambiá tu tratamiento habitual de cuidado de la piel si ya no da resultado.

Piel seca y con picazón

A pesar de que podrías estar radiante producto de la buena nueva, podrías descubrir que tu piel se siente seca y con picazón ahora que estás embarazada gracias a las hormonas, que fuerzan y aumentan la sensibilidad de la piel. Que el hidratante sea el producto indispensable para que la futura mamá mantenga la piel suave y flexible y la barrera de humedad de la piel fuerte.

Sensibilidad al sol

¿Sabías que tu piel puede ser muy sensible al sol cuando estás embarazada? ¡Es hora de hacerte muy amiga del protector solar!

Retención de agua

¿Despertaste con la cara hinchada? Al estar embarazada, el cuerpo necesita más líquido para mantener la piel suave y ayudar a expandirla a medida que la panza crece. Retención de agua. No te preocupes, ¡no dura para siempre! Hasta tanto pase, recurrí a productos con ingredientes calmantes y naturales ¡para calmar, aliviar y deshinchar!

Bondad natural

Las hormonas a todo vapor y un sistema inmunológico disminuido significa que tus habituales productos ahora pueden agravar tu piel. Protegé la piel irritada completando tu rutina de cuidado de la piel en el embarazo con muchos ingredientes suaves, nutritivos (como los que encontrás en cuidado de la piel Simple) y evitá las sustancias químicas nocivas, como las fragancias fuertes o artificiales que te hacen sentir mal.

Vas a afectar menos a tu piel extra sensible, ¡y las náuseas matinales te lo van a agradecer! ¿Necesitás ayuda para distinguir los buenos de los malos para tu piel? Observá estos irritantes en el cuidado de tu piel!

 

Compartir esta página

Social share disabled