Mujer sonriendo desmaquillándose con una almohadilla de algodón

Cómo desmaquillarte después de una fiesta

Llegaste a casa, es tarde y la pasaste increíble. Es hora de empezar tu rutina de cuidado de la piel, ¿no? Ah, ¡pero te llama tu cama! No necesitas sentirte indecisa entre limpiar tu piel y meterte en las cobijas, nuestras mejores soluciones para eliminar el maqullaje te darán una piel limpia, con una sensación fresca, y tu cara desmaquillada (de manera apropiada) en un instante.

Primero prepara tu piel

Antes que nada, lo mejor es preparar tu piel. En primer lugar, una crema hidratante hará que la piel se vea nutrida y con un aspecto saludable desde el primer momento, y será un lienzo suave para tu maquillaje. ¿Zonas secas o deshidratadas? La piel debilitará tu base y probablemente se verá un poco irregular. Por lo que además de seguir una rutina de cuidado de la piel consistente, utiliza el Humectante Facial Profundo y Restaurador Simple®. ¡Ayudará a suavizar y revitalizar tu piel sedienta!

Instalación plana sencilla de tres humectantes Simple con brochas de maquillaje sobre un fondo verde y blanco

Usa aceite si la máscara de pestañas a prueba de agua no se quita

La máscara de pestañas a prueba de agua es excelente para días largos, pero no es tan fácil de quitar, ¡incluso con el mejor desmaquillante! Y cuando es tarde, es tentador frotar y tallar para intentar acelerar el proceso. ¿Nuestro consejo? Busca un desmaquillante con aceite. Sí, ¡leíste bien! Si tu máscara de pestaña es a prueba de agua, significa que las lágrimas (de felicidad) y la lluvia no harán que se te corra el maquillaje. Esto significa que un desmaquillante de fase dual o un limpiador a base de aceite como el Aceite limpiador hidratante Simple® será la solución perfecta para eliminar la difícil máscara de pestañas a prueba de agua.

"¿Rastros de máscara de pestañas en tus párpados, incluso con máscara a prueba de agua? Esto puede deberse a tener párpados grasos. Prueba usar un primer en tus párpados para fijar tu look y decirle adiós a la máscara de pestañas derretida."
Toma estilizada del Aceite Limpiador Hidratante Simple en un baño

Utiliza una rutina de limpieza facial doble

Sabemos que ya es suficientemente difícil limpiar tu cara una sola vez. La buena noticia es que limpiar la piel dos veces no te llevará tanto tiempo y te despertarás por la mañana con una piel sintiéndose el doble de fresca. Prueba usar una toallita limpiadora facial para deshacerte de esas impurezas, y seguir con un limpiador en espuma. Es un gran truco desmaquillante, no quedará ni un residuo de base, además, ¡la funda de tu almohada quedará libre de manchas!

Añade un tónico a tu rutina de limpieza facial

Prueba un tónico como el Tónico Facial Relajante Simple para eliminar los últimos residuos de impurezas. Ayudará a remover el exceso de oleosidades y células muertas de la piel que puedan seguir en tu piel después de lavarla.

No olvides estas zonas escondidas

¡Recuerda tus párpados! Para ser exactos, la línea de las pestañas. A veces, se puede quedar ahí algo de delineador, lo que puede significar piel sensible e irritación. ¿Nuestro consejo? Dobla una ruedita de algodón (bañada en desmaquillante para ojos) de forma triangular (como si fuera una mini rebanada de pizza) y usa la punta para eliminar cualquier residuo de forma precisa. ¿Eliminaste el rubor bronceador reluciente? No olvides limpiar también el maquillaje del cuello, las clavículas y hombros, para una piel completamente limpia.

No olvides humectarte

Está muy bien deshacerse de todo los residuos de rubor, pero humectarte después de desmaquillarte es igual de importante. Nuestra piel hace mucho por nosotras reparándose mientras dormimos y el humectante ayuda a equilibrar su barrera de lípidos natural. ¿Ya estás acostada? Mantén una crema de noche al lado de tu cama para tenerla a la mano. 

Mujer en una cama cubriendo sus ojos con las puntas de sus dedos

Ahora es momento de decir buenas noches (¡o buenos días!). La piel fresca y limpia no debería ser un dolor de cabeza con los mejores desmaquillantes, consejos y trucos. Tus ojos, piel (¡y funda de almohada!) te lo agradecerán.

Compartir esta página

Social share disabled