Cuatro muchachas sonriendo frente a un fondo verde

Cómo identificar tu tipo de piel

¿Cuál es tu tipo de piel? Ah, qué pregunta tan imprecisa. Puede parecer una pregunta compleja y a veces confusa, pero su respuesta es el santo grial del cuidado de la piel. Así que, la buena noticia es que en realidad no es tan difícil averiguarlo, una vez que sabes qué buscar (y diferenciar la realidad de la ficción). Por suerte, podemos ayudarte con eso. Te presentamos una guía rápida para identificar tu tipo de piel, así que ponte lista para darle el amor que necesita.

Antes que nada: desmintamos algunos mitos. Hay en realidad tres tipos de piel: seca, grasa y mixta. Otros problemas, como el acné y la sensibilidad, son condiciones que le pueden ocurrir a cualquier tipo de piel, aunque (por suerte) tienden a ir y venir. También es completamente posible tener cualquier tipo de combinación de piel y condición o condiciones en cualquier momento. Ahora que sabes eso, puedes llegar a entender tu tipo de piel – y los productos que mejor le van – de forma adecuada.

Mujer lavando su cara usando dos almohadillas de algodón

¿Crees que tienes la piel seca?

Cómo se ve la piel seca

La piel tiende a verse descarapelada, escamosa y puede parecer un poco opaca. Probablemente no tengas poros que se noten mucho (y hay que estar agradecido por eso), pero las líneas finas a menudo se notan.

Cómo se siente la piel seca

La piel seca puede sentirse áspera en algunos lugares, y no te parecerá extraño sentir la piel tirante después de una limpieza. Si tu piel es seca, también tendrás tendencia a un aumento de irritación y sensibilidad ¿Otros signos de la piel seca? Una sensación de que está tirante (¡especialmente si usas el limpiador equivocado!), escamosa y de que tu crema hidratante solo funciona por unas pocas horas.

Qué causa la piel seca

La piel saludable contiene aceites naturales, y es su trabajo mantenerla suave y elástica, ayudando a mantener la humedad y aislar los irritantes. ¿Tienes la piel seca? Produce constantemente menos aceites que la piel normal. Los factores ambientales como el viento, el frío, la contaminación e incluso el aire caliente, van eliminando la humectación esencial sin que te des cuenta, dejando la piel sintiéndose seca, áspera y débil.

Mujer sonriendo, usando un gorro rojo en la nieve

Cómo tratar la piel seca

Aunque no puedes ponerle punto final a tu piel seca, sí puedess ayudarla a mantenerse hidratada y a mejorar su apariencia. Primero, deshazte de todos los ingredientes secantes que están escondidos en tus productos, y cambia colorantes y perfumes artificiales por alternativas suaves como el aceite de geranio, la glicerina, la manteca de karité, la alantoína y la vitamina E, que pueden ayudar a humectar y nutrir suavemente la piel. Obvio, como la piel seca ama la humedad, incorpora aceites e hidratantes más ricos e intensos en tu rutina de cuidado de la piel. El Humectante Facial Restaurador Suave con la Piel Simple® está enriquecido con glicerina, que absorbe agua del aire para mantener las células de la piel hidratadas, así como también alantoína, que ayuda a sanar y a regenerar la piel.

¿Piensas que tienes piel grasosa?

Cómo se ve la piel grasosa

Un rostro brillante (particularmente en la zona T y la barbilla), poros dilatados y puntos negros son todos signos indicativos de piel grasosa. Además, puede que al mediodía ya no quede nada de tu maquillaje.

Cómo se siente la piel grasosa

La piel grasosa se siente grasosa al tacto, pero lo bueno es que muy raramente la sentirás tirante o seca.

¿Qué causa la piel grasosa?

Nuestra piel contiene aceites naturales (¡buenos!) que la mantienen flexible y suave, además de mantener nuestra barrera de lípidos en buenas condiciones. Cuando nuestras glándulas sebáceas funcionan en exceso, gracias a las fluctuaciones de humedad, nuestras hormonas - y sí, también el estrés – producen un exceso de grasa que puede hacer que la piel se vea brillosa y se tapen los poros.

Cómo tratar la piel grasosa

Ten cuidado con los humectantes y aceites muy intensos y mejor opta por hidratantes más livianos, considerando usar un aceite limpiador que combata el brillo (sí, es en serio). Puede parecer contradictorio, pero los limpiadores a base de aceites son los mejores limpiadores para piel grasosa ya que el aceite atrae la grasa. Así, cuando aplicas un aceite limpiador en tu piel, remueve el exceso de grasas e impurezas sin quitar la humectación. El Aceite Limpiador Hidratante Suave con la Piel Simple está creado con un 100% de aceite de semillas de uva, conocidas por nutrir y mantener la piel sintiéndose humectada. Tampoco es comedogénico, lo cual significa que no tapa los poros, ¡así que es un producto ganador para la piel grasosa!

"Aceite Limpiador Hidratante Suave con la Piel Simple en un  ambiente de baño"

¿Piensas que tienes la piel mixta?

Cómo se ve una piel mixta

Si tienes piel mixta, hay posibilidades de que tu piel se vea grasosa en la zona T y tengas tendencia a partes secas en tus mejillas. Además, los poros de tu nariz pueden verse más grandes que los de las mejillas.

 

Cómo se siente una piel mixta

Mientras que la zona T se siente un poco grasosa al tacto, tus mejillas pueden sentirse secas, descamadas y tirantes.

Mujer pasando una almohadilla de algodón por su mejilla

¿Qué causa la piel mixta?

En esencia, tener la piel mixta significa que tienes dos o más texturas. Los poros de tu nariz, barbilla y frente tienden a ser hiperactivos (por eso el brillo), mientras que los poros de tus mejillas son menos activos y estas pueden sentirse secas. Algunos humectantes pueden tapar los poros y causar que surjan estos signos, al igual que el sol, el estrés y la falta de ejercicio.

 

Cómo tratar la piel mixta

Aunque parezca que tienes lo peor de ambos mundos, existe una forma fácil de tratar la piel mixta sin pasar horas en el baño. ¿El truco? Solo combina y usa tus productos de acuerdo a cada una de las necesidades de tu piel, o busca aquellos que resuelvan varios problemas. Un agua micelar como el Agua de Limpieza Micelar Suave con la Piel Simple es excelente y versátil para remover con efectividad maquillaje, grasa y suciedad sin desproteger tu piel.

Concéntrate también en cómo aplicas los productos. ¿Por qué no elegir productos diferentes según tus problemas? La idea es solo aplicar productos en las zonas donde se necesiten, no usarlos en todo el rostro. Aplica un hidratante intenso solo en tus zonas secas y considera en usar una mascarilla de limpieza profunda en las zonas más grasosas para combatir la congestión. ¿Ideas inteligentes para la piel? Aquí están para ti.

 

Compartir esta página

Social share disabled