Una mujer poniendo rebanadas de pepino en sus ojos en un ambiente de baño.

Cómo aplicar tus productos para la piel correctamente.

Ok, así que estás lista para conocer los pasos en la rutina del cuidado de tu piel, pero ¿alguna vez pensaste cómo estás aplicando el limpiador, el tónico y la crema facial? Si la respuesta es no (¡no te juzgamos!), puede haber llegado la hora de volver a lo básico, para asegurarte de que estás sacando el máximo provecho de tus productos favoritos para el cuidado de tu piel. Si tienes todo lo necesario, te damos las ideas sobre cómo darle a tu piel, y a tus habilidades, un pequeño recordatorio.

 

Cómo usar un limpiador facial

¡Primero, lávate las manos! Tener las manos limpias significa que no vas a transferir suciedad extra ni bacterias a tu rostro mientras lo limpias. Si te gusta hacer espuma con un limpiador facial, una dosis del tamaño de una mora es todo lo que necesitas para deshacerte de esa suciedad diaria. Masajear con movimientos circulares es más efectivo para remover la suciedad de los poros. No te olvides de la línea de nacimiento del cabello al enjuagar para evitar que se acumule producto y, sí, adivinaste, tener bajo control que broten puntos negros.

Un tubo de Limpiador Facial Humectante Simple con una planta y una tina de fondo

Cómo usar un limpiador sin enjuague

Si es un día sin enjuague, aplica suficiente limpiador en una ruedita de algodón para deslizarla fácilmente sobre la superficie de tu piel, para evitar frotar o alterar tu delicada piel. Sigue limpiando hasta que ambos lados del algodón salgan limpios, pasándolo por fuera de la zona T y las mejillas, hasta la línea de nacimiento del cabello y el cuello. ¡Listo!

 

Cómo usar un aceite limpiador

¿Aceite limpiador? Sí, suena un poco extraño, ¿no crees? Pero los aceites de limpieza están de moda, y por una buena razón. En efecto, el aceite limpia la grasa, y cada uno - sí, incluso quienes tienen la piel grasa - se pueden beneficiar de usarlo.

¿Lista para probarlo? Primero, cierra la llave del agua, ya que el aceite de limpieza va directo a las manos secas y al rostro seco. Calienta el aceite entre tus palmas para ayudar a suavizarlo y empieza a masajearlo sobre la piel.

Usa las partes planas de los dedos para pasarlo sobre las mejillas para mantener una suave y uniforme presión, antes de pasar a las puntas de los dedos para aplicar el aceite en la zona T y sobre el maquillaje. Cuando termines, solo enjuaga con agua tibia, o retíralo con una toalla húmeda y tibia.

Una botella de Aceite Limpiador Hidratante Simple en un ambiente de baño

Cómo usar un tónico facial

¡Levanten la mano las que tienen una botella de tónico juntando polvo en el botiquín de baño! El tónico puede ser uno de los productos más incomprendidos para el cuidado de la piel pero, aplicado de manera correcta, tiene grandes beneficios para nuestra piel.

No sólo puede eliminar todo rastro de suciedad, también ayuda a equilibrar el pH de la piel después de la limpieza. Entonces, ¿cómo se usa un tónico facial? Si ya limpiaste, pero no has humectado, es hora de tonificar. Empieza empapando una (o dos) rueditas de algodón con el tónico.

Comienza en la zona T, pasando el algodón con movimientos suaves y circulares hacia afuera, antes de pasar a la mandíbula, cuello y la línea de nacimiento del cabello para capturar cualquier residuo. Usa un tónico una o dos veces al día, lo que funcione mejor para tu piel y tu agenda.

Una mujer sosteniendo una almohadilla de algodón sobre sus ojos en un ambiente de baño

Cómo aplicar crema para ojos

La crema para ojos es estupenda para revivir ojos cansados al final de un largo día. Para mejores resultados, aplica entre la limpieza y la humectación, y si vas a usar tónico facial, usa la crema de ojos después del tónico. Aplica la crema para ojos dando golpecitos suaves sobre tu piel, trabajando desde la ceja hasta el pómulo, y hacia las sienes. La piel alrededor de los ojos es delicada, así que trátala con cuidado aplicando con tu dedo anular, que es el dedo con menos fuerza, para aplicar mínima presión. ¿Por qué no guardar tu crema para ojos en el refrigerador para despabilar ojos cansados?

 

Cómo hidratar tu rostro

La sincronización es todo, así que aplica el humectante unos pocos minutos después de la limpieza para una óptima absorción. Para un toque de hidratación extra, masajea el humectante sobre la piel húmeda, para ayudarla a retener la humedad sobre la superficie de la piel, ¡y no te olvides de tu cuello! No te tientes en agregar más capas de humectante sobre la piel seca. Tu piel sólo es capaz de absorber una cierta cantidad. Si la piel se siente seca después de humectar, cambia tu crema habitual por una fórmula más enriquecida, como el Humectante Enriquecido Revitalizador Suave con la Piel Simple®.

Una selección de tres humectantes Simple sobre una mesa de mármol junto a una maceta y almohadillas faciales

Cuando aplicas tus productos de manera más efectiva, funcionan mejor y garantizan que tu piel se sienta vibrante, radiante y lista para el día, sin importar a dónde te lleve.

Compartir esta página

Social share disabled