Mujer ocupada alistándose para salir sostiene una pluma, un celular y está maquillándose

El estrés y la piel sensible

Ah, el estrés, tanto amigo como enemigo. A veces, cuando las cosas se sienten muy intensas, nuestra piel puede estar sensible y hacer que brote acné durante épocas estresantes. ¿Granitos? Sí, y partes enrojecidas también. ¿Y ahora qué? Mientras no puedas evitar estresarte todo el tiempo, hay maneras sencillas de ayudarte a manejar algunos de los efectos que tiene en tu piel. 

¿Qué pasa cuando estás estresada?

En resumen, el estrés es una reacción física cuando ciertas hormonas como la adrenalina y el cortisol aumentan en nuestra corriente sanguínea. ¿Modo "avión" o modo "pelea"? ¡Aquí es cuando empieza a surgir! El estado de estrés (en especial si es constante) puede impactar a nuestro cuerpo y piel de diferentes maneras como causar que se tensen nuestros músculos. ¿Y ahora qué sigue? Aunque no puedas evitar todo el estrés, hay maneras de ayudarte a sobrellevarlo.

 ¿Qué le pasa a tu piel cuando estás estresada?

Para principiantes, si eres propensa a brotes de sensibilidad en la piel, estos pueden aumentar durante las etapas del estrés, así como la grasa de la piel y la producción de sudor. ¿Y esto qué significa? Un aumento de puntos negros en nuestras frentes. Los altos niveles de estrés también pueden lidiar con la habilidad de tu barrera de la piel de repararse a sí misma, causando que la piel se sienta más sensible.

 ¿Cómo ayudar a la piel estresada?

Desde un lunes "meh" hasta una fecha de entrega de locura, las situaciones estresantes se pueden evitar. Si te atienes a una rutina de cuidado de la piel suave y consistente, ayudarás a tu piel a sentirse equilibrada cuando todos los demás se sienten un poco fuera de control. ¿Otro consejo? Hazte cargo de tu estrés y hazlo funcionar para ti en vez de que dejes que te domine.

 Las respiraciones profundas hacen una gran diferencia para calmar los momentos más álgidos, y el ejercicio es una opción lógica, ya que todos esos químicos que te hacen sentir bien se liberan cuando empiezas a moverte. Por último, ¡dedícate más tiempo a ti! Sí, toma un baño, prueba una mascarilla facial o toma una caminata energética. A veces, un poco de tiempo para ti es justo lo que ordena el doctor.

Compartir esta página

Social share disabled